La financiación está orientada a los autónomos, pymes, asociaciones y agrupaciones de empresas que no dispongan de conexión a Internet con banda ancha realicen inversión en equipamiento para su conexión a Internet en banda ancha, así como aquellas que disponiendo de esta conexión realicen inversiones en software (páginas web) y hardware destinadas a mejorar sus procesos empresariales o a implantar el negocio y la factura electrónica.

La tramitación de las operaciones se realiza directamente a través de las entidades de crédito.

Recalcamos que se incluye la posibilidad de pedir ayudas para tener presencia en Internet, incluida la elaboración de página Web y portales de empresa.